ECONOMíA:

Trump y Putin ven su popularidad favorecida por el fortalecimiento de sus economías

Medidas proteccionistas de estos dos líderes nacionalistas han provocado la vuelta al crecimiento económico de EE.UU y Rusia.


Redacción La Resistencia
2018-01-24 09:59:41


Redacción La Resistencia

Los defensores de las sociedades liberales y cosmopolitas no tienen mucho que celebrar desde la llegada de Trump a la administración más poderosa del "mundo libre".

La economía sopla vientos favorables para los líderes populistas y autoritarios que apostaron por soluciones nacionalistas y proteccionistas. Esta fortaleza —que a menudo supera la de países defensores del orden liberal tradicional— les ha favorecido su carrera política, además de y capacidad de atracción, tanto al interior  de sus país como a nivel internacional.

Así,  en los Estados Unidos de Donald Trump, Wall Street encadena desde hace tiempo un récord tras otro, con una subida del índice Dow Jones desde los 19.500 puntos cuando ganó Trump hasta los 26.000 actuales; la tasa de paro se halla alrededor del 4%, y la multimillonaria corporación Apple acaba de anunciar una masiva repatriación de fondos por los que pagará de un golpe 38.000 millones de dólares (equivalente al PIB de Serbia).

El ruso Vladímir Putin también tiene motivos económicos de satisfacción. Tras dos años de recesión propiciados por el doble impacto de la caída del precio del crudo y las sanciones internacionales, Rusia ha vuelto al crecimiento económico (un 1,8% en 2017) y ha revertido la fuerte depreciación del rublo (desde un pico de 80 por dólar hasta los 56). Es insuficiente, la economía rusa sigue siendo un monocultivo esclerotizado y muy corrupto, pero con respecto al espectro de colapso que revoloteaba alrededor del Kremlin durante meses, es un gran avance.

En el Este de Europa, Polonia y Hungría brillan, y sus líderes Kaczynski y Orban pueden esgrimir crecimientos superiores al 3% (por encima de la media europea) y tasas de paro en el 4% (por debajo).

   RECOMENDADO PARA TÍ