MUNDO:

“Escuela sin Partido”, el plan de Bolsonaro para sacar las ideologías nocivas de la educación

Proponen que los padres de familia y los estudiantes reaccionen si los salones de clase están siendo usados para el adoctrinamiento.

Jair Bolsonaro.


Redacción La Resistencia
2018-11-05 12:23:21


Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil, ha prometido en materia educativa crear escuelas militares en todas las capitales, modificar los planes de estudio y llevar a cabo una educación "sin adoctrinamiento ni sexualización precoz".

Bolsonaro ganó la segunda vuelta con un 55 % de los votos, frente al 44 % que obtuvo el progresista Fernando Haddad, heredero político del encarcelado ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva (preso por corrupción) como candidato del Partido de los Trabajadores (PT).

 

PUEDES LEER:  Bolsonaro quiere acabar con el "adoctrinamiento" y la "sexualización precoz" en las aulas.

 

Escuela Sin Partido (Escola sem partido) apareció como un movimiento por la libertad de pensamiento de la niñez y juventud, y que tras aparecer en el centro y sur de Brasil, se expandió en los sectores de clase media de todo el país.

El movimiento busca defender la integridad intelectual y moral de los estudiantes, el derecho de los padres de educar a sus hijos según sus valores, y el freno a la utilización de la enseñanza para fines ideológicos y políticos. 

"Proponen que los padres de familia y los estudiantes reaccionen si los salones de clase están siendo usados para el adoctrinamiento, que realicen debates públicos sobre los contenidos educativos, que cultiven el pensamiento crítico en los estudiantes y que reclamen si el derecho al libre pensamiento está siendo violado", indica Sebastiao Mendonça Ferreira, investigador y consultor internacional en planeamiento estratégico, finanzas y gestión del conocimiento.

Bolsonaro también quiere favorecer la educación a distancia en zonas rurales, incluida la enseñanza básica para "combatir el marxismo y abaratar costes".

 

PUEDES LEER: Bolsonaro gana las elecciones y promete seguir "las enseñanzas de Dios junto a la Constitución".

 

Según información de El País, el ex paracaídista del Ejercito brasileño quiere modificar los planes de estudio porque "el objetivo principal de la educación es atender la economía y formar un buen profesional", prohibiendo así la enseñanza de ideas progresistas (igualdad de sexual, de género, feminismo).

Bolsonaro, quien se describe a sí mismo como católico romano pero es muy cercano a la iglesia evangélica, tuvo como uno de sus eslóganes más famosos durante la campaña: "Dios por encima de todosBrasil primero que todo".

"Lo que más quiero es seguir las enseñanzas de Dios, junto a la Constitución brasileña, inspirándome en grandes líderes, con una buena asesoría técnica y profesional al respecto", dijo en un mensaje a través de Facebook Live tras ganar las elecciones.

 

PUEDES LEER:  "Dios por encima de todos": el voto evangélico clave para la victoria de Bolsonaro en primera vuelta.

   RECOMENDADO PARA TÍ