MUNDO:

España: joven inmigrante peruana denuncia presión de los servicios sociales para que aborte [VIDEO]

Asistentes sociales intentaron persuadirla para que abortara al bebé en su vientre a cambio de ayuda.

Captura: La Contra TV


Redacción La Resistencia
2019-03-15 10:35:23


Una joven inmigrante peruana en España, identificada solo como Diana, denunció que el Servicio de Asistencia Municipal de Urgencia y Rescate (SAMUR) del Ayuntamiento de Madrid  la presionó para que abortara al bebé en su vientre a cambio de ayuda.

A través de un video publicado por La Contra TV, Diana denunció al servicio municipal de urgencias de Madrid por haberla llevado a la Clínica Dator, una empresa privada que cobra fondos públicos por hacer abortos, donde varios asistentes sociales intentaron persuadirla para realizarse esta práctica.

El Samur quería que abortara y además lo pagaba. El lunes 31 de diciembre de 2018 fui al SAMUR a eso de las 3 de la tarde, en la avenida San Francisco del metro de la Latina (Madrid) porque no tenía dónde dormir, pasar la noche y menos comer. Como me encontraba mal, me incitaron a abortar sin pedirlo y sin mi voluntad”, dijo la inmigrante peruana.

Diana contó que la llevaron al Hospital Santa Eleonor en Vallecas para realizarle una ecografía, y el 3 de enero de 2019, el SAMUR la llevó a la Clínica Dator: “(Allí) varios asistentes sociales me dijeron que (abortar) era lo más sencillo y más fácil. Que la única opción para sentirme mejor es no tenerlo”, expresó.

“Me estaban pidiendo la hora, para ello me tenían que hacer la tarjeta de la Seguridad Social y me registraron en el ambulatorio. Era muy tarde, pero me obligaron y me dijeron que, si alguien me preguntaba para qué lo quería, que dijera que era para el control del embarazo y no para el aborto. Que no dijera que me iban a llevar a la Clínica Dator para abortar, por lo que decidí pedir ayuda y salir de allí. Por obra de Dios y por un ángel llego a la Fundación Madrina” recordó la joven al final del video.

Conrado Giménez, presidente y fundador de la Fundación Madrina, aseguró en declaraciones a ACI Prensa que este tipo de prácticas “atentan contra la libertad, la dignidad de la mujer y la dignidad del niño”.

“Lo que nosotros intentamos es ofrecer alternativas a estas mujeres. Les damos alojamiento, comida, formación y empleo para que pueda salir adelante con su embarazo. Diana buscó una asociación que la ayudara a través de Internet y encontró Fundación Madrina”.

Diana se encuentra en un piso de acogida junto a otras madres, donde recibe “asistencia sanitaria, alimentación, acompañamiento (en el parto y post parto) y próximamente cursos de formación que servirán a lograr su autonomía”.

“Aquí tenemos bolsa de empleo para que consigan un trabajo y la posibilidad de poner gestionar un alojamiento más permanente”, añadió.

 

   RECOMENDADO PARA TÍ