MUNDO:

Estados Unidos a la ONU: "No podemos aceptar lenguaje que promueva el aborto o sugiera un derecho al aborto"

La embajadora estadounidense Kelly Craft dijo que Washington se oponía a las referencias a la salud sexual y reproductiva y a la "interrupción segura" de los embarazos.

Kelly Craft, embajadora estadounidense ante Naciones Unidas. Fotografía: REUTERS / Mike Segar / File Photo


Redacción La Resistencia
2019-11-07 18:19:54


Estados Unidos se unió a sus 14 homólogos del Consejo de Seguridad de la ONU para adoptar por unanimidad una resolución sobre mujeres, paz y seguridad. En esa reunión, la embajadora estadounidense Kelly Craft dijo que Washington no estaba contento de que el texto mencionara resoluciones anteriores que promueven la salud sexual y reproductiva.

"No podemos aceptar referencias a 'salud sexual y reproductiva', ni referencias a 'interrupción segura del embarazo' o lenguaje que promueva el aborto o sugiera un derecho al aborto", dijo después de la votación, según información de Reuters.

La declaración de Craft fue la última de una serie de medidas del gobierno del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, contra la promoción de los servicios de salud sexual y reproductiva por parte de las Naciones Unidas.

"La ONU no debería ponerse en una posición de promover o sugerir un derecho al aborto, ya sea por trabajo humanitario o de desarrollo", dijo Craft, quien asumió su papel en agosto.

El lenguaje que promueve la salud sexual y reproductiva está ampliamente acordado internacionalmente, incluidas las resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad en 2009 y 2013 y varias resoluciones adoptadas anualmente por la Asamblea General de 193 miembros.

 

Gran Bretaña, Francia y otras potencias defienden el aborto

 

La embajadora británica de la ONU, Karen Pierce, dijo que la salud sexual y reproductiva era "una parte vital de los servicios públicos para las mujeres en todos los países y una parte vital para garantizar que las mujeres puedan desempeñar un papel verdaderamente igual en la construcción de sus países".

La vice embajadora francesa de la ONU, Anne Gueguen, dijo que el reconocimiento del consejo de la salud y los derechos sexuales y reproductivos era esencial para ayudar a las víctimas de la violencia sexual a nivel mundial.

En abril, Washington amenazó con vetar una resolución del Consejo de Seguridad si no se cortaba una referencia citando la necesidad de que los organismos y donantes de la ONU brinden asistencia oportuna de “salud sexual y reproductiva” a los sobrevivientes de violencia sexual en conflicto.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo al Consejo de Seguridad el martes que "la violencia sexual y de género continúa siendo utilizada como arma de guerra, y los sobrevivientes de esa violencia a menudo quedan sin justicia ni apoyo".

"Solo este año, millones de mujeres y niñas necesitaban servicios de salud sexual y reproductiva que les salvaran la vida, y millones más requirieron intervenciones para prevenir la violencia sexual y de género", dijo.

La administración Trump recortó fondos en 2017 para el Fondo de Población de las Naciones Unidas porque dijo que "apoya o participa en la gestión de un programa de aborto coercitivo o esterilización involuntaria". La ONU dijo que era una percepción inexacta.

En 2018, Washington intentó sin éxito eliminar el lenguaje sobre la salud sexual y reproductiva de varias resoluciones de la Asamblea General, luego fracasó en una campaña similar en marzo durante la reunión anual de la Comisión de la ONU sobre el Estado de la Mujer.

   RECOMENDADO PARA TÍ