MUNDO:

LGTBitas brasileños adelantan bodas por "temor" al próximo gobierno de Bolsonaro

Resolución que permite el "matrimonio" gay no tiene fuerza de ley, por lo que podría ser anulada por el Congreso Nacional.

La Resistencia


Redacción La Resistencia
2018-12-03 09:56:37


LGTBitas brasileños vienen adelantando sus bodas por "temor" a un "retroceso" en los  denominados "derechos" gay tras la investidura del presidente electo, Jair Bolsonaro.

"Vivimos hace ocho años juntos, pero nunca tuvimos nada oficializado. Tenemos casa juntos, coche, cuenta bancaria y podemos perder todo lo que hemos conquistado en esos ocho años", señaló a la agencia Efe el diseñador Wellington Pereti, quien se casará con su pareja Marcelo Serrano, gestor de redes sociales.

 

PUEDES LEER: Bolsonaro gana las elecciones y promete seguir "las enseñanzas de Dios junto a la Constitución"

 

El "matrimonio" entre personas del mismo sexo en Brasil es permitido desde finales de 2011 debido a una decisión de la Corte Suprema y, desde 2013, el Consejo Nacional de Justicia publicó una resolución que garantiza la celebración de las uniones "homoafectivas".

Según la explicación de la Presidenta de la Comisión de la Diversidad Sexual y Género de la Orden de Abogados de Brasil, Maria Berenice Dias, dicha resolución no tiene fuerza de ley, por lo que podría ser anulada en caso de que el Congreso Nacional así lo aprobase.

"La presuposición de la resolución es la ausencia de ley, por lo que cuando entra en vigor cualquier clase de norma, se cae la jurisprudencia", aclara Dias, quien, dado el "cuadro de Brasil" recomendó públicamente que las parejas homoafectivas anticipasen sus matrimonios por "precaución" ante las medidas que podrían ser aprobadas por el Gobierno que empezará el 1 de enero.

 

PUEDES LEER: "Escuela sin Partido", el plan de Bolsonaro para sacar las ideologías nocivas de la educación

 

Una de las pretensiones del nuevo gobierno es la vuelta al currículo escolar de la Educación moral y cívica. Durante la campaña, el general Aléssio Ribeiro Souto, uno de los designados por Bolsonaro para elaborar el plan de educación, incluso cuestionó la teoría de la evolución y defendió el creacionismo.

“Si la persona cree en Dios y tiene su posicionamiento, no corresponde a la escuela querer alterar ese tipo de cosas”, afirmó Souto.

La "Ola Bolsonaro" ha impulsado el Congreso más conservador desde el fin del régimen militar (1965-1985) en Brasil. De los 513 asientos en la Cámara de los Diputados, 301 estarán en manos de parlamentarios de derecha a partir del 1 de enero de 2019, 63 a más que en la última elección.

La crecida conservadora en el parlamento brasileño trae un incremento en la probabilidad de avance de proyectos conservadores, como la flexibilización del Estatuto del Desarme y de la Escuela Sin Partido, que establece que, en la enseñanza, los valores de orden familiar deben prevalecer en todo lo relacionado con la educación moral, sexual y religiosa

 

PUEDES LEER:  "Dios por encima de todos": el voto evangélico clave para la victoria de Bolsonaro en primera vuelta

   RECOMENDADO PARA TÍ