MUNDO:

"Ola provida" se expande por EEUU: se han presentado 378 restricciones al crimen del aborto en 2019

Destacan los estados de Louisiana, Georgia, Ohio, Mississippi, Kentucky, Iowa y Dakota del Norte.

El derecho a la vida recobra el pulso en EE.UU. Diseño: Hispanidad.


Redacción La Resistencia
2019-06-05 16:34:45


En las últimas semanas, los estados de Louisiana, Georgia, Ohio, Mississippi, Kentucky, Iowa y Dakota del Norte han aprobado leyes que prohíben a las mujeres abortar una vez que se detecten los latidos del corazón del feto, lo que suele ocurrir a partir de unas seis semanas de gestación, informó Hispanidad.

La de Alabama es la más estricta. El Senado de Alabama aprobó recientemente un proyecto de ley que prohíbe el aborto bajo casi todas sus causales. La medida incluye una disposición que permitiría el aborto solo en los casos en que “sea necesario para prevenir un riesgo grave para la salud de la madre del niño por nacer”.

En este caso, el proyecto de ley define un riesgo grave para la salud como una condición que requiere un aborto "para evitar la muerte (de la madre) o para evitar un riesgo grave de deterioro físico importante de una función corporal". Es decir, que evita el coladero de las leyes de aborto de supuestos, donde en más del 95% de los casos se mata al niño por un supuesto peligro para la salud psíquica de la madre. Por ejemplo, peligro de que se deprima.

La gobernadora de Alabama dijo que la nueva ley refleja el enorme valor que los residentes tienen hacia la “santidad de la vida”.

En 16 estados se busca imponer nuevas restricciones; mientras, los que trabajan en leyes antiaborto suman 28. En lo que va de 2019, según el Instituto Guttmacher, una organización privada sin ánimo de lucro que apoya el "derecho al aborto y promueve la salud reproductiva, se han presentado 378 restricciones al aborto en todo el país.

 

Trump y la agenda provida en Estados Unidos

 

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y los nombramientos en el Supremo de los jueces conservadores Neil Gorsuch y Brett Kavanaugh han supuesto esperanzas renovadas para los que anhelan su prohibición.

Trump, además, ha retirado la financiación pública a las clínicas de planificación familiar que ofrecen abortos, una medida dirigida sobre todo a Planned Parenthood, la mayor de estas organizaciones en el país contra la que los conservadores tienen una cruzada.

   RECOMENDADO PARA TÍ