MUNDO:

Rumania insiste en cambiar la definición constitucional de familia para prohibir el "matrimonio" gay

La consulta popular, impulsada por la Iglesia Ortodoxa y la Coalición por la Familia, pero no ha recibido mucho apoyo de parte de la ciudadanía.

Imagen referencial.


Redacción La Resistencia
2018-10-07 13:40:30


El referéndum con el que se pretende bloquear las uniones de parejas del mismo sexo en Rumanía comenzó hoy su segundo día tras una escasa participación y un desinterés general de la población durante la jornada de ayer.

La consulta pretende modificar la Constitución para que el matrimonio no se defina, como ahora, como una unión entre dos personas sino entre un hombre y una mujer, para mpedir así una hipotética legalización futura del matrimonio homosexual.

Los colegios electorales volvieron a abrir sus puertas a las 07.00 hora local (04.00 GMT) sin incidentes reseñables, según el Ministerio de Interior, y se cerrarán a las 21.00 horas (18.00 GMT), momento en el que se dará a conocer el sondeo a pie de urna.

Sólo un 7,24 % de rumanos se había desplazado a las urnas hasta las 10.00 hora local de este domingo, informó la Oficina Electoral Central (BEC), lo que hace peligrar la validez de la consulta, ya que necesita al menos el 30 % de los votos de unos 19 millones de ciudadanos.

Un sondeo de la empresa demoscópica CURS colocaba la participación probable en el 34 %, aseverando que un 90 % de los participantes votaría a favor de cambiar la Constitución.

Los movimientos religiosos que han convocado el plebiscito llegaron a reunir hace tres años unos 3 millones de firmas a favor de la consulta.

"El referendo es la opción más fuerte de la democracia a través del cual cada ciudadano puede expresarse directamente sobre las decisiones que toma la sociedad", declaró Orban a su salida del colegio electoral.

El presidente de la Unión Salvad Rumanía, Dan Barna, aseguró en Facebook que la baja participación ha demostrado que los "ciudadanos piensan que es un referéndum inútil" y que "es un tema con el que la sociedad no se identifica en gran medida".

Los impulsores del referéndum han defendido que Rumania quiere recuperar los valores “conservadores” frente a las ideas progresistas de los países occidentales de la Unión Europea.

No obstante, la sociedad civil del país advierte una “cortina de humo” del Gobierno.

“A los dirigentes del Partido Social Demócrata no le importan los matrimonios del mismo sexo, sino evitar la cárcel”, sostiene Sorin Ionita, miembro del think tankForum Expert y consultor de varias organizaciones internacionales. De hecho, en su etapa de europarlamentaria la actual primera ministra votó a favor de una resolución que instaba a reconocer los "matrimonios" homosexuales.

Finalmente, la población dio la espalda al referéndum que planteaba vetar constitucionalmente los "matrimonios del mismo sexo".

Con un 20,4% de participación, la consulta no alcanzó el umbral del 30% necesario para ser válida.

   RECOMENDADO PARA TÍ