OPINIóN:

Duberlí Rodríguez no ha perdido su corazón izquierdista

Francisco Ugarteche, periodista pro vida y familia, sobre el presidente del PJ, Duberlí Rodríguez, y su exposición mediática para favorecer a la izquierda.


Redacción La Resistencia
2018-05-09 09:11:07


Por: Francisco Ugarteche

 

El actual presidente de la Corte Suprema de Justicia, Duberlí Apolinar Rodríguez Tineo, aparece con frecuencia en los medios de comunicación para emitir opiniones algunas veces equivocadas, apresuradas o cuando menos impertinentes y supongo que es consecuencia de la permanente  exposición a la que se somete, por voluntad propia.

Y es que de otra manera no se entiende como así los anteriores presidentes de la Corte Suprema, cuyos nombres apenas recordamos, no tuvieron nunca, en muchos años, necesidad de aparecer tan continuamente en los medios de comunicación social.

Lo que sucede con Duberlí Rodríguez es que tiene espíritu político, alma de estadista y corazón de militante de izquierda. Todas esas inclinaciones debió dejarlas a un lado cuando asumió la presidencia del Poder Judicial.

Los ciudadanos tenemos, todos, derecho a ser políticos, a mostrar interés en los asuntos relacionados con la conducción del Estado y militar en el partido político con el que mejor nos sintamos identificados. Pero eso no funciona igual cuando asumimos responsabilidades de alto funcionario público, puesto que como su nombre lo indica, están ahí para servir al público, a todos por igual, sin "corazoncitos" ni conductas que huelen a favorecimiento hacia sus amigos.

Y eso es lo que acaba de ocurrir cuando se pronuncia en favor de la ex pareja presidencial, a quien el poder judicial, el poder que él mismo preside, dispone la incautación de sus bienes inmuebles.

Duberlí entonces se acuerda de sus días de diputado por el partido político UNIR (de tendencia maoísta que hoy conocemos como Patria Roja) y critica al juez que a pedido de la Fiscalía, dispuso la incautación de los inmuebles de la ex pareja presidencial Humala-Heredia, tal como incautaron otras 300 viviendas solamente en el mes pasado y por las que Duberlí nunca dijo nada.

El juez que dispuso la desposesión recibió el pedido de los abogados de la pareja presidencial, quejándose por el plazo que les dieron para dejar la vivienda, que consideraron muy corto. Entonces atendiendo ese pedido les da un plazo de un mes para que salgan.

Ya después conocemos que el propio Ollanta Humala renuncia a ese plazo, razón por la que el Poder Judicial se ve precisado a retroceder y disponer que la vivienda pase a disposición de la entidad competente.

Duberlí sabe muy bien que aunque sea presidente de la Corte Suprema no debe ni puede interferir con lo dispuesto por cualquier otro juez. Si quiere criticarle, por último, debe hacerlo en privado y en privado recibirá también la respuesta que merece.

Sin embargo, como su comentario fue público y el juez criticado prefiere guardar silencio, es que me atrevo a decirle a Duberlí que si quiere hacer política comience por reinscribirse en el UNIR, en Patria Roja, y participe como cualquier peruano, sin valerse de la condición privilegiada que ocupa.

El mal uso del cargo público se conoce como peculado de uso y se sanciona con pena de cárcel, Duberlí.

   RECOMENDADO PARA TÍ