OPINIóN:

El derecho inalienable de los padres a escoger y participar en la educación de sus hijos

Francisco Ugarteche, periodista pro vida y familia, sobre el derecho de los padres a escoger y participar en la educación de sus hijos y la ambición del lobby gay de introducir la ideología de género en los colegios.

Fotografía / La Resistencia.


Redacción La Resistencia
2018-07-02 09:30:42


Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos, dice la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Es decir, no se trata de un derecho a mirar el proceso educativo, sino a escoger el tipo de educación que prefieren para sus hijos.

En nuestro país la educación pública, estatal (y también privada)  debe seguir un protocolo que incluye un currículo escolar obligatorio y los promotores de la ideología de género alegan que, el derecho de los padres se refiere a “participar en el proceso educativo, lo que no necesariamente significa decidir o vetar contenidos”.

Y entonces debemos decirles que “derecho a participar” como indica nuestra Constitución política, no significa derecho a mirar, derecho de vista, como dicen por ahí. Sería como que a uno lo inviten a participar en un almuerzo, pero solo para ver como almuerza el resto, solo para mirar. O participar en un campeonato de fulbito, pero solo para aplaudir desde las tribunas.

No, el derecho a participar que señala la Constitución, guarda relación con el “derecho preferente a escoger” que dispone la declaración universal de los derechos humanos, de la cual el Perú es signatario, y en consecuencia de obligatorio cumplimiento.

De modo que a estas alturas, cuando la mayoría de los padres de familia cuestiona la ideología de género, los promotores de la ideología descubiertos en su ilícita maniobra buscan impedir la participación de los padres de familia recurriendo a jueces, muchos de ellos ideologizados, para torcer lo que expresamente señalan los tratados internacionales, la constitución, las leyes y los reglamentos.

Derecho preferente de los padres de familia en la educación, significa que la preferencia sobre lo que se va a enseñar a sus hijos la tienen  los padres de familia, nadie más. La preferencia no la tiene el Estado ni mucho menos las ONG comprometidas con la ideología de género.

Los caviares son tan poderosos que son capaces de cambiar la declaración universal de los derechos humanos, no me cabe ninguna duda. Lo que no podrán cambiar es el derecho preferente que tenemos los padres de familia a decidir sobre lo que queremos que aprendan nuestros hijos y cómo lo queremos.

Dejen de manipular, de buscar ayuda judicial donde los derechos humanos son tan claros. Dejen de abusar de la paciencia de un pueblo que les ha advertido muy claramente que no queremos la ideología de género en el currículo escolar. Dejen de hacerse los estúpidos.

   RECOMENDADO PARA TÍ