OPINIóN:

Infiltración terrorista

Francisco Ugarteche, periodista pro vida y familia, sobre el oportunismo de la izquierda y la infiltración terrorista en el Estado peruano.

Por: Francisco Ugarteche.

 

Oportunismo legalista es como se llama la estrategia que adoptaron los terroristas luego de ser derrotados en la década de los años 90. Significa que optan por un repliegue temporal para recomponer sus fuerzas, aprovechando los resquicios legales que el sistema judicial les ofrece y facilita.

Por esos resquicios legales es que la congresista María Elena Foronda Farro consiguió primero salir libre, luego de estar detenida por más de un año acusada de terrorista. Después postuló al congreso por las filas del ex sacerdote Marco Arana, del partido Tierra y Libertad y pese a que había sido sentenciada a una pena de más de 15 años de prisión, consiguió anularla y seguir su prédica subversiva ahora desde el Congreso.

Panorama reveló que la secretaria de confianza de la Foronda, Nancy Madrid Bonilla, purgó prisión por 18 años, acusada de ser una de las celadoras de las "cárceles del pueblo" del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

Estos establecimientos mal llamados "cárceles del pueblo", eran pequeños ambientes, improvisados en sótanos secretos, en los que mantenían secuestrados a empresarios por quienes cobraron millonarios rescates que en muchos casos resultaban inútiles.

Los terroristas del MRTA asesinaron a numerosos empresarios exitosos y cobraron varios millones de dólares, con los que compraban armas, paseaban por el mundo y alquilaban algunas conciencias.

Junto a la Foronda, en el grupo de Marco Arana, también está Justiniano Apaza, que un día se atrevió a decir que algunos miembros del MRTA deben ser considerados presos políticos, y Rogelio Tucto, que demandó libertad para el genocida maoísta Abimael Guzmán.

Los congresistas y periodistas que hacen cuestión de Estado contra alguna congresista que falseó su hoja de vida o certificados de estudio y reclaman su desafuero, ahora se quedan callados ante la infiltración terrorista.

Los que apañan a los subversivos comunistas son los mismos que promueven la ideología de género, el aborto, el "matrimonio homosexual" y la eutanasia en el Perú.

Algunos medios de comunicación callaron el tema de la Foronda, quien para evitar el escándalo, despidió inmediatamente a su secretaria alegando ser víctima de patrañas.

La única patraña que yo veo es la de algunos vivazos, terroristas, asesinos de gente inocente, secuestradores de empresarios, aprovechadores de las debilidades del sistema democrático. La patraña de la revolución para matar y robar impunemente. La patraña de decir que son demócratas.

   RECOMENDADO PARA TÍ