OPINIóN:

"La vacancia presidencial se determina en el Congreso, no es pues una pretensión de golpe de estado ni tampoco quiebra el orden constitucional"

Para la doctora Beatriz Mejía, contrario a la propaganda ejercida por los medios de comunicación, el pedido de vacancia presidencial no quiebra el orden constitucional, lo reestablece.


Redacción La Resistencia
2017-12-20 07:38:37


Por: Beatriz Mejía.

Ex Directora General del Centro de Investigaciones de la Corte Suprema y de la Academia de la Magistratura.

Estamos atravesando un debate nacional que nos conmueve a todos los peruanos, nada menos que la vacancia presidencial por razones de incapacidad moral. Pareciera un golpe de estado, el quiebre del orden constitucional como se ha denunciado en muchos medios de comunicación, sin embargo no lo es. Es un remedio que la Constitución ha previsto y que está en el artículo 113 inciso 2 de su texto, que establece que se puede vacar al Presidente por incapacidad física o moral permanente. Esto se determina en el seno del Congreso, no es pues una pretensión de golpe de estado ni tampoco quiebra el orden constitucional, todo lo contrario, lo reestablece. Y algo que tenemos que tener en cuenta los peruanos en este momento es  que la declaración de la incapacidad moral del Presidente es un juicio político, no es un juicio en sede judicial para establecer responsabilidades penales, es simplemente la concepción que tiene la ciudadanía respecto a la conservación de la confianza en el presidente por razón de su consistencia y solidez moral. Cuando la población percibe que ya no la tiene, que no tiene esa confianza en el Presidente por diversas razones, entonces procede la declaración de vacancia por incapacidad moral.

Y en este caso, el señor Kuczynski ha cometido una serie de actos en este gobierno que fue materia de denuncias sistemáticas desde hace varios meses en el año 2017, exactamente desde marzo de 2017 hubo un clamor popular frente al Congreso para exigir la corrección de los actos de abuso de poder, de violación de derechos humanos y de transgresión de principios y valores de la moral social peruana. Esto que es algo que no se puede desconocer, pues fue materia de un pronunciamiento del señor Kuczynski diciendo que no iba a escuchar a la población peruana al afirmar que continuaba con su reforma educativa, que continuaba con su revolución social, que lo único que ha tenido por traducción es que se trata de un plan de dominación política, económica, social y cultural extranjera para someternos a un sistema de poder ajeno al Perú. Y esto es algo que revela incapacidad moral del presidente. Pero no solamente de él, también de todos los ministros, incluso los vicepresidentes que han estado involucrados en este gobierno, no solo consintiendo  estos actos, siendo también partícipes de diferentes dispositivos legales.

¿Queremos pruebas? Pues las pruebas están dadas en leyes, decretos legislativos, el más reciente, el 1250, que restringe las facultades de la Contraloría para continuar haciendo lo que el señor Kuczynski ya hizo, en las etapas en las que alto funcionario, primer ministro, ministro de economía, presidente de Proinversion, además de hacer gestiones a favor de sus empresas, lo cual no está probado por dichos o en los informes de Odebrecht, está probado por los propios dispositivos legales que sacaron entonces, la ley 28670, que es totalmente demostrativa y una prueba contundente, una prueba instrumental pública de que se cometió delito de colusión  agravada, pero que además ahora el señor Kuczynski mintió a la nación para encubrir esos delitos. De tal manera que nosotros no tenemos nada personal contra de él o su gobierno, pero lo que está haciendo el Congreso de la República es asumir su deber constitucional, que es ejercer el control político y aplicar la Constitución.

   RECOMENDADO PARA TÍ