OPINIóN:

Linchamiento mediático e intereses políticos escondidos

Francisco Ugarteche, periodista pro vida y familia, sobre los intereses políticos escondidos detrás del linchamiento mediático tras la aparición de audios que destapan actos de corrupción en el Poder Judicial.

Fotografía / La Resistencia.


Redacción La Resistencia
2018-07-11 09:53:31


Extraño es el camino que siguen para disolver el Consejo de la Magistratura, encargado de nombrar a jueces y fiscales y para reorganizar la corte del Callao y echarse abajo por lo menos a un vocal supremo.

Los audios presentados por IDL Reporteros, se ha confirmado, fueron hechos por gente del gobierno con la participación de un juez y un fiscal aparentemente digitados como parte de una operación que se vino ejecutando desde hace medio año, cuando menos.

Que el sistema judicial está podrido lo sabemos todos, pero lo que no está claro es el criterio para que unos señalen a otros de corruptos, graben de manera subrepticia sus conversaciones, con recursos aparentemente legítimos pero incompetentes dicen los chuponeados.

Si los acusados, a nivel de medios de comunicación, cometieron delitos y estos son debidamente probados en juicios que respeten el debido proceso, adelante y nuestros aplausos.

Pero de lo poco que se conoce según los presuntos culpables, los denunciantes habrían incurrido en vicios como que el juez y fiscal que ordenaron el chuponeo carecían de esa prerrogativa. Es decir, eran incompetentes.

Aparentemente dos de los miembros del Consejo de la Magistratura no aparecen en los audios, salvo en comentarios de terceras personas, lo que no es prueba de nada.

Pero el presidente Martín Vizcarra fue invitado a participar en esta suerte de linchamiento mediático y pidió la cabeza de todos. De pronto pasó de involucrado en un oneroso contrato de construcción de un aeropuerto, a juez capaz de reclamar la destitución de jueces. Sentencia fácil.

Martín Vizcarra, de la noche a la mañana se convirtió en juez y con sentencias radicales. Un juez de esos que aplica rápido la pena máxima, sin el debido proceso y eso está mal, está muy mal.

Alguien debe decirle a Vizcarra que todos lo apoyamos en su repentino entusiasmo por combatir la corrupción, pero debería dejar esa tarea a quienes corresponde y hasta donde conozco, ni él, ni los ministros y periodistas son jueces.

Los culpables de delitos deben ser sancionados conforme a ley y no conozco la ley que dice que el presidente puede emitir sentencias como la que emitió hace pocos días.

No seamos inocentes. Detrás de los linchamientos mediáticos siempre hay intereses políticos escondidos.

   RECOMENDADO PARA TÍ