OPINIóN:

Los súbditos de la ideología de género

Los súbditos de la ideología de género están empeñados en destruir las familias y la fe, los bastiones más fuertes en la lucha contra la decadencia.

La Resistencia


Redacción La Resistencia
2018-11-09 15:16:59


Por Francisco Ugarteche

Periodista

 

Los súbditos de la ideología de género se dividen en dos grandes grupos. Aquellos que se someten a los dictados de la burocracia mundial a cambio de prebendas o condicionamientos económicos y quienes de manera consciente postulan un pensamiento ajeno a los intereses de padres e hijos, de la familia y el respeto a los valores y derechos más elementales del ser humano.

Entre estos últimos, los que de manera consciente promueven una manera de pensar ajena a nuestros valores y costumbres aparecen varios tipos de militantes.

Algunos se adornan de ropajes intelectuales para pretender justificar la imposición de lo que ellos muy bien saben es toda una ideología, cargada de dogmas y enfocada a la consecución de metas que asumen audaces y modernistas, pero que únicamente conseguirán destruir valores, tradiciones y costumbres arraigadas en el pueblo y que forman parte de nuestra herencia cultural.

 

PUEDES LEER:  [EDITORIAL] Los niños son hijos de los padres, no del Estado

 

Otros no se adornan tanto y por el contrario actúan como lo hacen los fanáticos, de manera exagerada, apasionada e irracional y defienden estas ideas ciegos, sin importar razones, sin escuchar opiniones, sin analizar consecuencias, sin importar el daño que pueden estar causando con sus conductas idólatras.

Los fanáticos son los más peligrosos puesto que actúan con obsesión y suelen ser personas ignorantes e ingenuas con un razonamiento apenas suficiente para justificar y defender sus creencias mediante la agresión o señalando y juzgando a sus adversarios.

Ambos grupos han cambiado a Dios por una ideología que generalmente los ayuda a cargar el lastre de disforias sexuales, fracasos matrimoniales, decepciones sentimentales o incertidumbres existenciales.

 

PUEDES LEER:  #ConMisHijosNoTeMetas: Padres de familia, no perdamos el derecho a educar en valor a nuestros hijos 

 

En el otro sector, el de los súbditos de la ideología de género por intereses materiales, está la gran burocracia nacional e internacional, que depende económicamente del sueldo que reciben precisamente para impulsar y promover la ideología. Es su chamba.

Están también los miembros de las mal llamadas organizaciones no gubernamentales (ONG) que con diferentes etiquetas comparten el mismo propósito que no es otro que reforzar sus objetivos institucionales relacionados con el control de la natalidad, legalización del aborto, matrimonio homosexual, consumo de drogas, destrucción de las familias y la iglesia.

Estos últimos, los empeñados en destruir las familias y la iglesia lo hacen debido a que familia y religión son los bastiones más fuertes en la lucha contra la ideología de género.

Los súbditos de la ideología de género rinden honores a una bandera multicolor, la del arco iris, la del movimiento gay.

 

PUEDES LEER:  #ConMisHijosNoTeMetas: colectivo convoca marcha nacional para exigir restauración de la Ley de Fortalecimiento de la Familia [VIDEO]

 

   RECOMENDADO PARA TÍ