POLíTICA:

Beatriz Mejía: "Cumbre de la OEA dicta políticas que vulneran la soberanía de las naciones"

La abogada profamila señala que los países americanos deben demandar a la OEA a que vuelva a ser un espacio de sana convivencia, pacífica y democrática.


Redacción La Resistencia
2018-04-12 14:38:00


Por: Beatriz Mejía.

 

Están por llegar los presidentes de los países de las Américas para la Cumbre de la OEA sobre “lucha contra la corrupción”, paradójico que este tema sea tratado por los operadores de la corrupción internacional en sus naciones.

El decantamiento de la OEA, convertida ahora en ente impulsor del Nuevo Orden Mundial, se debe a que está actuando como accesitaria de la ONU, que a su vez ha perdido su razón de ser, para imponer el gobierno único mundial del nuevo orden, con dictados que vulneran la soberanía de las naciones e imponen una contracultura antimoral universal, disfrazada de falsos nuevos derechos humanos, y las políticas económicas y sociales de sujeción al sistema de corrupción económica global.

Esperar que en esa Cumbre se propongan medidas antiimperio de la corrupción global puede ser muy ingenuo, no obstante, nos permitimos señalarles algunos acuerdos a los cuales debieran arribar en defensa de sus naciones:

1.- Las naciones de América se declaran independientes y soberanas y que no se someterán a dictados de organismos internacionales que las sujeten a un sistema de gobierno único mundial.

2.- El derecho a la propia cultura de los pueblos es un derecho inalienable y ninguna organización nacional o internacional podrá realizar actividades conducentes a quebrar la cultura de las naciones de América, menos aún con fines de dominación política, social y económica; los países firmantes en esta Cumbre deciden apoyarse solidariamente en la lucha contra toda forma de agresión cultural de sus pueblos.

3.- La corrupción en América y el mundo está ligada al endeudamiento obligado de las naciones bajo falsas premisas de crecimiento económico y desarrollo global, que los organismos internacionales están promoviendo bajo recomendaciones, estándares, opiniones y resoluciones, que no obligan a los Estados bajo el concepto inalienable de soberanía nacional, pero que son impuestas bajo apremios que afectan sus economías y obligan a los gobiernos a someterse a su indebido cumplimiento; por lo que los países de América declaramos nuestro compromiso por desligarnos del endeudamiento global y caminar juntos hacia nuestro desarrollo independiente y soberano.

4.- Demandamos que la OEA, la ONU y demás organismos internacionales vuelvan a ser espacios de sana convivencia, pacífica, democrática y respetuosa de la soberanía y derechos de los pueblos, a cuyo efecto exigimos la destitución de sus funcionarios que sirven a los objetivos colonizadores del sistema de corrupción global.

   RECOMENDADO PARA TÍ