MUNDO:

Familia, religión y combate al socialismo: el discurso de Bolsonaro al llegar a la presidencia

El presidente salió en defensa de los valores tradicionales sobre la familia y la moral cristiana.

Jair Bolsonaro.


Redacción La Resistencia
2019-01-02 11:34:58


Familia, religión, autodefensa y combate al socialismo fueron los argumentos centrales del discurso de Jair Bolsonaro al convertirse en el 38º presidente de Brasil, informó BBC.

Bolsonaro mantuvo el tono de campaña y salió en defensa de los valores tradicionales sobre la familia y la moral cristiana, dando referencias a la crisis económica, la seguridad pública y las relaciones exteriores.

"Vamos a unir al pueblo, a valorar la familia, respetar las religiones y nuestras tradiciones judeo-cristianas, combatir la ideología de género, conservando nuestros valores", afirmó.

Para Brian Winter, editor jefe de la publicación Americas Quaterly y experto en Brasil, el discurso de Bolsonaro marca "una gran diferencia en relación con cualquier otro discurso (de sus antecesores), con mención a términos como judeo-cristiana, guerra al socialismo e ideología de género".

Similar opinión tuvo Geraldo Tadeu Monteiro, profesor e investigador de la Universidad del Estado de Río de Janeiro y del Instituto Universitario de Investigaciones de Río de Janeiro (Iuperi), que apuntó que, al contrario que otros presidentes, "Bolsonaro no buscó moderar el discurso de campaña después de ser electo. Va a perseguir de forma militante la agenda de campaña".

"No podemos dejar que ideologías nefastas destruyan valores y familias. (...) Tenemos el desafío de enfrentar los efectos de la crisis económica, del desempleo récord, de la ideologización de nuestros niños, de la desvirtualización de los derechos humanos, de la deconstrucción de la familia", dijo Bolsonaro en el discurso en el Palacio de Planalto (sede del poder Ejecutivo).

Bolsonaro, con una clara influencia católica y el peso de su fuerte base electoral evangélica, es contrario al aborto, a la ideología de género, y quiere un esquema de educación meramente técnica en las escuelas, sin adoctrinamiento político de izquierda. El ex militar de 63 años prometió impulsar el desarrollo de "buenas escuelas" para preparar a las nuevas generaciones para "el mercado laboral y no para la militancia política".

No obstante, el momento en que Bolsonaro fue más aplaudido fue cuando habló de seguridad pública, un punto crucial en su campaña electoral.

"Es urgente acabar con la ideología que defiende a bandidos y criminaliza policías, que llevó a Brasil a vivir un aumento en los índices de violencia y al poder del crimen organizado, que acaba con vidas de inocentes, destruye familias y conlleva inseguridad", afirmó el presidente.

Tras concluir su discurso, el mandatario cerró con su conocida frase de campaña: "Brasil encima de todo y Dios encima de todos".

   RECOMENDADO PARA TÍ
LO RECOMENDADO